miércoles, 27 de mayo de 2009

Libélulas


Tengo sed.
Tengo sed y no agua.
¿Sabes lo que es tener una sed irrefrenable y no tener agua cerca? Esa sensación que se acrecienta más y más cuanto más lo piensas. Somatizas tu sed y la boca, ingrata, se te reseca más.

Tengo sed.
Tengo sed y tengo miedo.
Y cuanto más lo pienso, más me aterra la idea de no tenerte cerca.
¿Sabes lo que es tener miedo y no tenerte cerca? Esa sensación que se acrecienta más y más cuanto más lo piensas...
Somatizas tu miedo y la boca, ingrata, demanda impasible tus besos.

... Y es entonces cuando ingrávida la libélula despliega la serenidad que te anuncia la proximidad del agua...

... A gritos ahogados, silenciosamente deseo que tus alas no quieran rozar otro cielo...



Como vuelo de libélulas te me apareces.

4 comentarios:

Chocolate dijo...

La sed... el deseo moviliza, si tienes sed muevete!

:)
au revoir

Favio dijo...

ingrávida, tu presencia y el destino:)

The Chocolate Box dijo...

Si? ya hay rebajas en Sfera? :D
Gracias por decirmelo!!

muak!

Proyecto de Escritora dijo...

Pues yo anda esperando el vuelo de la libélula a ver si vuelves por la blogosfera...jeje.espero que este todo bien.
Besitos!!

PD: te invito a un club de escritores noveles que he creado en facebook.