viernes, 11 de julio de 2008

Limpia los cristales de tus gafas... verás mejor



Hoy he querido rescatar un texto que escribí hace un año, y que vistas mis últimas entradas, creo que es conveniente rescatar. No hay que dejar que se nos empañen las gafas de sol...

"Me has decepcionado", "me siento decepcionada", son las expresiones en que solemos usar este lexema tan culto, tan elegante, que apenas se entiende, o no se entiende como debiera. Y solemos añadir algo así como: "Has frustrado las esperanzas que tenía puestas en ti". En efecto, al usar el verbo decepcionar solemos cargar el peso de la culpa en el decepcionado, no en el decepcionador. Si hablásemos en lenguaje transparente, hablaríamos de engañar, que se entiende más claro; aunque probablemente volveríamos a suavizar la expresión diciendo "me siento engañado" en vez de "me has engañado"; en efecto, usamos el término decepción cuando se trata de expectativas, de promesas insinuadas, no de promesas hechas.

Es tan difícil poder saber qué piensa el otro,
que a veces nos limitamos a ver tan sólo un punto de vista,
el que al fin y al cabo nos toca, nos hace daño, nos decepciona...

Tú tienes una idea de la realidad,
como decía Rosa Montero "escogemos al prójimo como quién escoge una percha,
y sobre ella colgamos el invento de nuestros sueños"...

Y un día te despiertas y ves que todo fue una ilusión, que todo estaba en tu mente...
pero... quizá tan sólo sea un punto de vista. El tuyo. Quizá esa persona en la que tenías
puestas esas expectativas no era realmente como pensabas... y termina siendo el responsable
de que todo tu mundo se resquebraje, de que toda tu realidad desaparezca y torne a negro.
Y en esos casos, ¿quién es el culpable de tu debacle?
La realidad escondida tras tu ilusión o tu ilusión camaleónica de la realidad...

Que hay tantas realidades como personas, ya lo sabía,
que tú cambiarías la mía, estaba por llegar.



...Mientras seguiré avanzando, con paso firme, con este pensamiento siempre en mente,
con todo lo que aprendí y sobre todo, con todo lo que me queda por vivir...
Ya lo decía la canción: "siempre supe que es mejor cuando hay que hablar de dos,
empezar por uno mismo"

1 comentario:

XiViRiFlÁuTiC dijo...

Acabo de leer todo lo pendiente... he de decir que cada vez lo haces mejor. Se nota cuando llevas tiempo sin leer algo. Siento tener algo abandonado tu blog, pero en casa no tengo internet y ahora estoy de vacaciones. Sigue escribiendo por favor!! :) Un enorme beso!