lunes, 25 de agosto de 2008

En la dársena de tu corazón


En la dársena de tu corazón remendaremos los restos que sobrevivieron a nuestro naufragio.


Donde la quilla aguanta el azote de las olas, amárrate a mí, mientras el cuaderno de bitácora nos devuelve a las rutas prohibidas.


1 comentario:

marta dijo...

Te echaba de menos ya!!!

Siempre te leo, aunque no me decido a escribir nada... Soy lo peor!

Un abrazo! y sigue escribiendo!!!