viernes, 5 de septiembre de 2008

Ahogándose en sí misma


... Sentía esa sensación de hundirse en una piscina, desplomando su cuerpo hasta el fondo. Sin mover un músculo, con una sonrisa horizontal desdibujada en su rostro, con una mirada ausente hacia ninguna parte...


No podía, ni quería hacer ni al más mínimo movimiento... Descendía, simplemente descendía.


Porque quedarse parado no significa no avanzar, significaba retroceder... Porque quedarse parada significó su hundimiento.

1 comentario:

Belén dijo...

Me encanta la forma tan sensible que tienes de describir sensaciones. La facilidad para poner letras a sentimientos.

Besos.