domingo, 5 de octubre de 2008

Y es entonces...


Y es entonces cuando vuelvo a mirar esa vieja fotografía conscientemente olvidada entre el segundo y tercer acto de Otelo, y me pregunto qué será de ti... De tu mirada ausente y tu sonrisa triste. De si estarás casada, si tendrás hijos, si tendrás una casa con jardín y un perro al que pasear cada mañana... Si lograste reunir el dinero suficiente para hacer ese viaje a Buenos Aires, si te atreviste a presentarte a aquel casting, si lograste aprenderte esa difícil canción... si recuerdas los acordes de tu corazón...


Si guardas aún aquel libro usado que encontraste en el parque, si te compraste las cortinas violetas para tu habitación, si sigues bebiendo la leche del cartón...


Si, por fin, te diste cuenta que estás igual de bonita con o sin maquillaje, si sigues entornando los ojos cuando la lectura te arrebata de la realidad... si te siguen costando tanto los regresos...


Y es entonces... cuando no puedo hacerme a la idea de que puedas ser feliz...

1 comentario:

R:) dijo...

Yo tampoco me hago a la idea de que muchas personas puedan ser felices...

PD. Me alegro que te guste. ^^