domingo, 25 de mayo de 2008

Sabiduría octogenaria


La abuela de Amos Oz, un excelente escritor y periodista israelí, dijo una vez:

"Cuando no tengas más lágrimas, no llores, ríe"

Me encanta la sencillez y la aparente facilidad que tienen las personas mayores para pronunciar afirmaciones tan rotundas. "Cuando no tengas más lágrimas, no llores, ríe", qué fácil resulta decirlo y que complejo hacerlo... Incluso, cuando lo escuchamos, montamos en cólera y pretendemos hacer culpable de nuestra desgracia a aquella persona que tan sólo quiere apoyarnos. Buscamos un culpable, y en la mayoría de las veces erramos en nuestro deseo. Pero, ¿qué opción tenemos cuando ya hemos agotado todas nuestras lágrimas?

Pero las personas mayores no hablan con esta facilidad porque hayan perdido el sentido de la realidad, todo lo contrario, han vivido tanto en un mundo ficticio que año tras año se han ido desprendiendo de las capas que les apartaba , que nos aparta, de lo que es la esencia de la vida.

A veces, nos empeñamos en luchar contra imposibles, en querer que todo suceda como queremos, y no somos capaces de aceptar que nosotros no movemos los hilos de la vida, que hay cosas que no dependen de nuestros deseos... Los años te dan esa calma serena para poder afrontar lo que se te va presentando en el camino. No es resignación, es aceptación. Hay veces que luchar contra un imposible, además de resultar inútil, puede hacernos mucho más daño que el hecho en cuestión.

Envejecer es un proceso maravilloso, aunque haya gente que opine todo lo contrario. Por un lado, y principal motivo, es el hecho de seguir vivo. Creo que aún existen personas que no valoran lo suficiente el hecho de seguir contando los días. Y por otro lado, porque los años te recompensan, te van dando una visión mucho más real de lo que es la vida. No es un camino de rosas, pero tampoco es un sendero de espinas...

Sin embargo, existe gente, que por muchos años que pasen, no envejecen... sino que se petrifican.


2 comentarios:

XiViRiFlÁuTiC dijo...

La sabiduria reside en los años que fluyen por tu cuerpo... Mi abuelo de siempre ha dicho una frase que aun me llama la atencion cada vez que la oigo: 'No hay mejor universidad que la del fracaso'...

Muchas gracias por comentar mi blog!! Me anima mucho!! :)

Lola dijo...

hola silvia, muchas gracias por pasarte siempre en mi blog :) quería decirte que he cambiado mi dirección del blog (la otra era un poco difícil y la gente no la recordaba muy bien... habia muchas Y, muchas O.. enfin aquí el nuevo:

http://www.thedarkofmatinee.blogspot.com

un beso :)